Preguntas Frecuentes

La luz es técnicamente compleja y una herramienta de diseño que requiere un estudio profundo que involucra el arte, la ciencia y el diseño mucho más allá de solo una solución visual técnica de candelas, luxes y lúmenes. El valor agregado que este servicio profesional aporta al proyecto puede redundar en el éxito del mismo y por consiguiente sus honorarios no constituyen un sobre costo, por el contrario reducen los costos e incrementa la eficiencia del proyecto.

El diseño de iluminación se ha convertido en una extensión creativa del diseño arquitectónico, mejorando la percepción visual y complementando la forma, el uso y el color. En muchos casos, un diseñador de iluminación de hecho reduce los costos de construcción, administración y operación de un proyecto.

El diseñador de iluminación conoce e interpreta las necesidades del usuario, selecciona los productos más apropiados (costo–beneficio) y eficiencia energética para un proyecto, crea la solución de iluminación precisa e innovadora para alcanzar el balance perfecto entre función y forma, soluciona los retos puntuales de iluminación dentro de un amplio rango de alternativas de iluminación interior y exterior, refuerza y realza cualquier tipo de espacio a través del diseño de iluminación de forma creativa y funcional; son una fuente clave para el desarrollo e implementación de soluciones de iluminación practicas, incoativas y económicamente viables, entienden el rol de la iluminación en la arquitectura y el diseño interior, soportado en la experiencia y el conocimiento de los sistemas y la tecnología.

Porque la calidad de la iluminación afecta a las personas en muchos niveles. Estudios científicos recientes han demostrado como la iluminación afecta las ventas de productos, así como la productividad de las personas en ambientes de trabajo, la seguridad industrial de señalización y emergencia. Los diseñadores profesionales de iluminación están profundamente familiarizados con los requerimientos y técnicas que involucran todos los anteriores aspectos para alcanzar excelentes resultados.

Una iluminación deficiente que simplemente cumple con ciertos códigos o reglamentos pone en riesgo áreas donde el factor humano es importante y no vale la pena porque al final los sobrecostos y el riesgo serán tan grandes que excederán por mucho los honorarios de un buen diseño de iluminación.

Cualquiera con una tarjeta de presentación puede llamarse diseñador de iluminación. Diseñadores de sistemas eléctricos, contratistas eléctricos, ingenieros eléctricos, electricistas, distribuidores eléctricos, representantes de ventas y proveedores de iluminación, usan el mismo apelativo. Es importante aclarar que la labor profesional realizada por cada uno de estos es fundamental y complementaria y que no constituye una competencia directa ya que posibilita la correcta ejecución de un diseño de iluminación y lo lleva a un final optimo. Todos engranan la misma cadena y constituyen segmentos de la construcción claves en la planeación y ejecución de un proyecto. Pero el papel de un diseño profesional de iluminación tiene otros alcances y requiere de un entrenamiento y conocimiento puntual, preciso y profundo. Un buen diseñador y especificador de iluminación debe ser miembro participante (por mencionar solo algunas) en uno o más programas o asociaciones de iluminación como:

  • IALD (Asociación Internacional de Diseñadores de Iluminación)
  • LC (Certificación de Iluminación) Consejo Nacional de Calificaciones para Profesionales en Iluminación. (NCQLP) – ELDA (Asociación Europea de Diseñadores de Iluminación)
  • CLC (Certificado de Consultor de Iluminación) American Lighting Association.
  • Programas de Reconocimiento en Diseño de Iluminación
  • Educación y Estudios de Iluminación

¿Tiene otras inquietudes?

Abrir chat
1
¿Cómo podemos ayudarte?
High Lights
Hola. ¿Cómo podemos ayudarte?